Lo que escribo a veces

El arte de sabotaje emocional

¿Cuántas veces te ha pasado que tienes ganas de decir que no, y en lugar de decir NO, sale de tu boca un SÍ?

¿Cuantas veces has querido hacer algo (lo que sea), y en lugar de hacerlo has encontrado mil pretextos para no llevarlo a cabo? 🤔

Curioso, ¿no?. Que tengas ganas de algo con todas tus fuerzas y al final del día te conformes con un NO. Así es como funciona el sabotaje emocional. Es ese que te dice que no debes de hacerlo por alguna estúpida razón: “Si lo haces se van a burlar de ti” “Es una idea tonta, ¿a quién le va a interesar eso?” “Si lo (la) dejas vas a estar sola y te vas sentir muy triste”. Creo que eso y mil cosas más pasan por nuestra cabecita antes. (Gracias al cielo que cambié, ja) De hecho, antes de decidirme a empezar mi blog, me pasaba todo el tiempo. Tenía mil ganas de aventarme al precipicio y hacerlo, pero siempre encontraba el pretexto perfecto.

  1. Nadie me va a leeer
  2. A nadie le va a interesar lo que escribo
  3. No tengo tiempo
  4. Qué pena que los de trabajo o mi familia sepan

Y así mil cosas. El arte del sabotaje es tan sutil, qué hay que ser muy astutos para saber identificarlo. Y mi regla de oro fue el entender el bendito: ¿WHO CARES? Es uno de mis mantras de todos los días. Y es súper importante entender y comprender que no lo vas a hacer porque a la gente le guste; sino porque a ti te encante.

No tienes porque darle gusto a nadie, más que a ti mismo. Recuerda que en esta vida la principal prioridad eres tú. Y y nadie más que TÚ, tienes la obligación de cuidar tu cuerpo y alma. Y llenarla con cosas que la nutran y la hagan feliz. Cuando tengas ganas de hacer las cosas, hazlas, jamás vas a saber qué pasaría, si antes no traspasas esa barrera de miedo y sabotaje que te lo impide.

Yo lo hice, y no saben lo feliz que soy. Todo lo demás vino después, las personas empezaron a leer porque les gusta lo que escribo, y para mí eso vale oro. En realidad siempre hay personas que van a estar interesadas. Es como decía mi abuelita: “Siempre hay un roto para un descosido”. Así que aviéntate, ¡deja de sabotearte! Toma el control y dile a tu cabecita que se calme.

Cuando lo hagas, me lo vas a gradecer. Hay un mundo enorme detrás de esa línea de miedo. Una vez que tu mente y cuerpo se decidan, toma el control y cruza esa barrera. Una vez que lo hagas, te prometo que comenzarás a ver el mundo totalmente desde otra perspectiva. Encontrarás el trabajo de tus sueños, lo que realmente te hace feliz, una nueva pareja o amigos. En fin, lo que tú quieras. Todo lo que tú quieras, se encuentra después de esa línea. 😉

Por una vida sin sabotaje emocional. Con amor…

Bren 💙